Conoces la sensación, tus párpados son pesados y apenas puedes mantenerte despierto. Estás cansado hasta los huesos y no puedes esperar para subir a la cama y dejarte llevar al país de los sueños. Arrastras tu cuerpo exhausto al dormitorio y te deslizas entre las sábanas. Tu cabeza golpea la almohada … y … de repente estás completamente despierto. Empiezas a pensar en todo lo que necesitas hacer por la mañana, y antes de que te descuenta, 5 minutos se convierten en 20, y luego 30 minutos se convierten en una hora y el sueño te ha evadido por lo que temes que serán horas.

Incluso para aquellos afortunados para quienes el sueño es fácil, todos tenemos noches en las que parece que no podemos conciliar el sueño.

Consejo profesional: Aquí tienes algunas infusiones para dormir mejor, que te ayudarán tener dulces sueños y levantarte radiante.

 

Cuando contar ovejas no es suficiente, prueba esta técnica simple que te hará dormir en 5 minutos o menos.

El profesor de la Universidad de Arizona *Andrew Weil, experto en medicina integral, ha creado esta nueva “técnica 4-7-8” que nos ayuda a relajarnos para dormir mejor.

La técnica de respiración 4-7-8*

  1. Respira hondo por la nariz durante 4 segundos.
  2. Aguanta la respiración por 7 segundos.
  3. Exhala lentamente por la boca durante 8 segundos.
  4. Repite este patrón mientras te alejas del sueño.

Consejos:

  • Coloca la punta de la lengua detrás de los dientes superiores y manténla allí durante todo el ejercicio.
  • Haz un suave silbido mientras exhalas por la boca.
  • Centra tu atención en la sensación física de la respiración.

Considera complementar la Técnica de respiración 4-7-8 con estas prácticas de apoyo:

  1. Establece una hora de acostarte regular. Ponte en sintonía con tu cuerpo a una hora específica en la que esperas estar en la cama, significa que también esperarás quedarte dormido.
  2. Desconéctate una hora antes. Ya sea que te des cuenta o no, las redes sociales, los e-mail y ponerse al día con sus artículos favoritos son estimulantes. Tu teléfono inteligente, la tablet o el ordenador portátil estimulan tanto el contenido como el sistema de entrega. Darle un descanso a tus ojos y cerebro al menos una hora antes de acostarte le da tiempo a tu cuerpo para relajarse y descansar.
  3. Toma una ducha con agua tibia. No necesita ser una gran producción, solo un enjuague bastará. El agua tibia alivia los músculos y calma la mente. Justo antes de acostarte, puede ser una poderosa ayuda para dormir.
  4. Rocía un poco de lavanda. Mezcla un poco de aceite esencial de lavanda en agua destilada para crear un spray de aromaterapia. La lavanda como fragancia es conocida por sus propiedades calmantes. Olerlo junto al patrón 4-7-7 es un doble beneficio que induce el sueño.