Información, Novedades

7 curiosidades increíbles de los sueños

Desde el comienzo de los tiempos los sueños han sido un misterio para el ser humano. Siempre hemos tenido curiosidad acerca de su interpretación. Incluso se ha llegado a asociarlos con la magia o lo místico.

A continuación, descubrirás algunas de las curiosidades que se conocen acerca de los sueños:

1. Soñamos durante unos 6 años de nuestra vida

Cada vez que dormimos, soñamos. Pero hay gente que no lo recuerda. La realidad es que una vez que nos dormimos no dejamos de soñar. Nuestros sueños suelen durar entre 5 – 20 minutos y si sumamos todos los momentos de sueño, podemos afirmar que nos pasamos prácticamente 6 años de la vida soñando.

2. Olvidamos la mayoría de nuestros sueños

El científico Allan Hobson reveló que olvidamos hasta un 95% de nuestros sueños a los pocos minutos de despertar. Solo algunos privilegiados pueden recordar lo que han soñado con pelos y señales, eso es porque tienen más actividad en la zona de los lóbulos frontales del cerebro que se ocupa de recordarlos. Asimismo, cuanto más dormimos, menos recordamos los sueños, porque no activamos estas zonas cerebrales.

3. Hombres y mujeres soñamos diferente

Los hombres, sorprendentemente, sueñan más con otros hombres que las propias mujeres. Además, ellos sueñan con escenas más violentas o agresivas, mientras que las mujeres tienden a tener sueños más largos, complejos, y con muchos más personajes, detalles y situaciones. Estas diferencias se empiezan a notar a partir de la adolescencia, cuando los de las jóvenes se empiezan a centrar más en las emociones, mientras que los de ellos tienden a relacionarse más con situaciones agresivas.

4. Y tú, ¿sueñas en blanco y negro o en color?

Es poco común, pero hay personas que sueñan en blanco y negro: dos de cada diez sueños no tienen color. Además, en una investigación realizada en la universidad de Dundee, donde se puso a prueba a un grupo de distintas personas se descubrió que los colores que suelen predominar en los sueños son los tonos pastel.

5. Podemos controlar los sueños

Algunas personas pueden controlar lo que sueñan: se trata de los denominados sueños lúcidos. Aunque estemos dormidos somos conscientes de que estamos soñando y somos capaces de controlar y guiar lo que va pasando. Un 50% de población dice haber experimentado uno de estos sueños e incluso hay personas que lo pueden hacer cada vez que se duermen.

6. ¿Cómo sueñan las personas invidentes?

En el caso de los invidentes de nacimiento, sus sueños son representados mediante el resto de los sentidos, como el oído, el olfato o la sensación del tacto.

Aquellas personas que perdieron la vista a lo largo de su vida, tienen la capacidad de representar imágenes y contenido visual en sus sueños.

7. Los sueños universales

Muchos estudios han revelado que existen sueños que todos soñamos alguna vez, lo más llamativo es que son experimentados por personas de diferentes culturas, nacionalidades y edades. Por eso los llamamos “sueños universales”.

Uno de ellos es el de la persecución. Otros también muy recurrentes son en los que somos atacados por alguien o algo, o en los que caemos al vacío despertándonos de un salto en la cama.

8. La parálisis mientras dormimos

El cuerpo tiene un mecanismo nos mantiene en un estado de reposo durante todo el tiempo en el que dormimos, es la fase lll del sueño, denominada DELTA. Este estado se consigue gracias a las neuronas, que envían unas señales que nos llevan más allá de la relajación y nos dejan en estado de parálisis.

9. Los animales también sueñan

A pesar de que todavía no se ha demostrado que los animales sueñen, todo apunta a que sí. En un estudio realizado a un gorila que dominaba el lenguaje de signos, se descubrió que en un momento mientras dormía, comunicó gestualmente lo que estaba soñando.

La ciencia todavía no ha resuelto todos los enigmas y curiosidades sobre los sueños. De hecho, aún no se saben exactamente las razones de porqué soñamos. Así pues, el mundo de los sueños sigue siendo un misterio que nos envuelve día a día, o, mejor dicho, noche a noche.

Publicaciones relacionadas