Es innegable lo mucho que a todos nos gustaban las casas de árbol cuando éramos pequeños, pero una vez consolidados como personas adultas, ¿han dejado realmente de gustarnos? Pues, probablemente, no… y así lo demuestran estos apartamentos que no sólo las emulan sino que, además, consiguen que se nos vuelva a caer la baba al recordar nuestra infancia.

Con cinco pisos y 63 habitaciones, este edificio situado en Turín, Italia, y llamado “25 Verde” hace las delicias visuales de grandes y pequeños que, perplejos, pasan por su vera y no pueden evitar detenerse para contemplar tal obra de arte de la arquitectura moderna de tintes ecológicos y sostenibles, a la par que lúdicos.

Luciano Pia, el arquitecto autor de la obra, ha conseguido devolvernos a esa época de nuestras vidas en la que la magia de los bosques y sus viviendas colgantes se convertían en el objetivo más preciado de nuestros periplos vacacionales en las montañas, porque, ¿a caso queda alguien sin haber intentado construirse una cabaña en el bosque, una casa de árbol o cualquier objeto mínimamente parecido en sus tiempos mozos? Si es así, aquí tiene una buena oportunidad para saber lo que se pierde, sin ruidos, ni contaminaciones.

010

Vía: El Hufftington Post

Related Posts