Todos conocemos la complejidad del mercado actual, cualquiera que sea el gremio o sector a tratar. En los tiempos que corren, se ha vuelto muy común el modo de terminar una conversación acerca de posibles ideas de marketing con aquello de “…si es que está todo inventado!”. Pero… ¿hemos llegado realmente a nuestro tope imaginativo? ¿Acaso ya no nos quedan más recursos que los anteriormente utilizados? ¿Es este el fin de las ideas? Gracias al packaging de Cavallum, sabemos que no.

Cavallum es, a simple vista, un bonito packaging de madera desarrollado por el estudio de diseño Ciclus (Barcelona) y cuyo objetivo no es otro que el de envolver y resguardar una botella de vino, de cava, de champagne… pero eso no es todo. Una vez extraída la botella, Cavallum nos propone seguir utilizando su estructura como una elegante lámpara de mesa o escritorio gracias a su diseño, el cual se ayuda de una base de cartón que sostiene la estructura, sin olvidarnos de la bombilla y del propio cable de alimentación eléctrica. Todo ello inlcuído en el lote.

 

Cabe decir que no sólo se le ha dado una nueva vuelta de tuerca al mundo del packaging sino que el mercado tiene una nueva vía en la que tener en cuenta el reciclado real de los envoltorios sin prescindir de la belleza de los resultados.

Al final, todos seguimos ganando. 🙂

Más información sobre los autores en www.ciclus.com

Publicaciones relacionadas