A menudo, la gente se preocupa sólo de un aspecto: el entrenamiento, y dejar de lado dos pilares fundamentales sin los cuales mejorar el rendimiento es prácticamente imposible: la alimentación y el descanso. Hoy nos centraremos, sobretodo, en el descanso para mejorar tu rendimiento.

Los beneficios del descanso para mejorar tu vida y rendimiento laboral son tan considerables que se empiezan a notar desde el primer día en que se aplican los correctos hábitos de descanso y se incrementan considerablemente con el paso del tiempo. Si duermes en tus horas 8 horas al día y sabes descansar adecuadamente a lo largo del día tu vida mejorará considerablemente, pero también lo hará tu rendimiento en todo cuanto te propongas.

Tal es su importancia que un gran número de instituciones deportivas están aplicando la ciencia del sueño en sus métodos de entrenamiento, obligando a sus jugadores o atletas a llevar un plan específico de las horas que deben destinar a dormir y cómo deben entregarse a los brazos de Morfeo.

Man Waking Up in Bed

Recomendaciones Varias

Para conseguir este descanso reparador, hay que llevar a cabo una serie de recomendaciones:

• Rutinas: Es conveniente marcar un horario más o menos fijo para acostarse y levantarse.
• No robar tiempo al sueño: Se recomienda dormir en torno a 8 horas diarias.
• Evitar los estimulantes: Después de las 18h. evitar café, té, chocolate, colas, etc.
• Siestas: Una sana costumbre española. Con 30 minutos es suficiente, siestas más largas de este período pueden hacer que nos levantemos desorientados y perjudican la conciliación del sueño nocturno.
• Interrumpir actividades físicas y mentales antes de dormir: Detener el entrenamiento dos horas antes de ir a dormir y tomar una relajante ducha.
• Evitar acostarse oyendo la radio o viendo la televisión.
• Cuidar la alimentación: Es conveniente que la última comida del día sea frugal y hacerla un par de horas antes de ir a dormir. Además hay ciertos alimentos que pueden ayudarte a conciliar el sueño.
Colchones Y Camas Adecuadas: Los triunfos no sólo se consiguen en el campo de juego, dormir bien es una victoria segura para nuestro cuerpo. Un colchón que se adapte a la curvatura de la espalda, de firmeza media y adecuado a las características físicas de cada uno, es una condición necesaria para lograr un descanso saludable cada noche.

Related Posts