Información, Ocio y cultura, Salud y bienestar

Deporte y descanso, cada vez más unidos

El descanso es básico en nuestro bienestar. Nos ayuda a sentirnos mejor tanto física como psicológicamente. Por ello, no es de extrañar que sea tomado como un elemento clave en el mundo del deporte. Tanto a nivel de la calle como en el deporte de élite, cada vez se le presta más atención a la cantidad y la calidad del reposo, buscando los mejores colchones, por ejemplo. En el artículo de hoy, te damos unas razones más por las que debes buscar un mejor descanso si eres deportista.

Descanso, factor clave en el rendimiento

Entre los aspectos a tener en cuenta por todo deportista cuando analiza su rendimiento hay varios elementos. La alimentación, el entrenamiento físico, la fortaleza mental, el material utilizado, etc. Todos estos aspectos son tenidos en cuenta desde hace tiempo pero hay uno que va cogiendo cada vez más importancia: el descanso.

Es fácil de entender que un músculo cansado no rendirá igual que uno descansado. Pero el problema no redunda simplemente en unos resultados deportivos peores, sino que ese rendimiento inferior del músculo puede provocar descompensaciones que acaben produciendo lesiones al deportista. De esta manera, realizar deporte sin haber descansado correctamente es igual de perjudicial que correr con unas zapatillas en mal estado o alimentarse de manera poco saludable antes de una prueba deportiva.

deporte

Descansar poco o mal puede provocar lesiones.

El descanso no es únicamente físico

Cuando hablamos de descansar, habitualmente todos pensamos en los beneficios físicos, pero no debemos olvidar que nuestra mente también necesita una pausa. Todos sufrimos estrés en mayor o menor medida por nuestro frenético día a día y los deportistas pueden ver afectados por ello sus resultados deportivos.

El entrenamiento puede agotar tanto física como psicológicamente, por lo que descansar bien resulta prácticamente un imperativo para los deportistas de élite. Ellos, además, soportan pesadas cargas de presión por lograr resultados, lo que somete a su mente a un desgaste mayor. Por ello, un buen reposo les ayuda a recuperarse y a poder afrontar la competición en plenas condiciones.

deporte

La presión también agota la mente del deportista.

Entonces, ¿cuánto debe dormir un deportista?

Esa es la gran pregunta, pero como toda gran pregunta no tiene una respuesta simple. Es verdad que dormir 8 horas sería lo ideal, pero para obtener un sueño reparador no debemos fijarnos únicamente en las horas que dormimos. Hay que prestarle atención también a la calidad de ese sueño. Por mucho que durmamos 8 o incluso 9 horas, si lo hacemos con constantes interrupciones por ruidos, una cena inadecuada o un mal colchón, no estaremos recobrando fuerzas.

Así que ya lo sabes, si quieres mejorar tu rendimiento como deportista, trata de conseguir un buen descanso.