Dormir bien, Salud y bienestar

NUESTRO PRIMER COLCHÓN. ELEGIR EL COLCHÓN DE NUESTROS HIJOS.

Una decisión importante para el futuro de nuestros niños, es su primer colchón cuando los niños pasan de la cuna a su propia cama. Es importante que descansen en un colchón adecuado y seguro donde pueda disfrutar de una buena calidad de sueño y evitar todo tipo de riesgos comunes en el sueño infantil como problemas en la columna, complicaciones respiratorias y alergias.

Uno de los grandes errores al comprar colchones para niños es elegirlos únicamente por sus colores o diseños, ya que lo principal a tener en cuenta es el confort y que puedan asegurar una resistencia necesaria y equilibrio en el cuerpo.

A medida que los niños crecen los colchones más adecuados para ellos no son siempre los mismos ya que con el aumento de peso el nivel de resistencia va cambiando constantemente. Si no sabes cuál es el que necesitas para tu hijo, a continuación podrás informarte sobre el colchón apropiado para cada edad.

EL COLCHÓN ADECUADO SEGÚN LA EDAD DE LOS NIÑOS

Los recién nacidos son sin duda quienes más horas deben dormir, por eso es necesario que el colchón donde se acuestan sea cómodo y firme, evitando complicaciones como las bronco aspiraciones o la muerte súbita, propias de los recién nacidos.

En estos casos la mejor opción es elegir los colchones realizados en espuma visco elástica, ya que permite al cuerpo distribuir y equilibrar la presión uniformemente, asegurándole un buen sueño.

Para aquellos pequeños de entre 3 y 8 años, el sueño infantil es realmente importante para poder crecer, tener la energía necesaria durante el día, evitar la irritabilidad, la diabetes, los problemas de sociabilización con sus compañeros y crear defensas.

El colchón debe permitir que el pequeño se mueva libremente en su superficie y que cambie de postura las veces que desea. En cuanto a la temperatura, la mejor opción es elegir telas térmicas que le brinden un clima cálido sin pasar frío ni calor. También los colchones de los niños deben estar realizados bajo un tratamiento anti ácaros para evitar alergias.

Para una excelente comodidad, se debe tener en cuenta que el grado de firmeza según el peso no es el mismo para todas las edades. Por ello para los niños que pesan hasta 10 kilos, la firmeza debe ser en grado 1, para los que pesan de 10 a 20 kilos en grado 2 y para los que pesan entre 20 y 30 kilos en grado 3.

En cuanto a los niños que están en una edad entre los 9 y 12 años, aunque las horas de sueño no sean las mismas que en años anteriores debido a nuevas tareas que realizan durante el día, el sueño sigue siendo realmente importante ya que al estar en plena etapa de desarrollo y cambios hormonales, es importante que tengan un buen descanso para que su crecimiento sea óptimo siga su ritmo sin complicaciones.

El colchón debe ser más firme y cómodo acorde a su tamaño teniendo en cuenta que a esta edad es lógico que los niños aumenten de peso.

CONSEJOS PARA ELEGIR EL COLCHÓN ADECUADO

La mejor opción es que los colchones para niños sean nuevos y de buena calidad, evitando aceptar colchones de familiares o amigos que estén usados ya que no solo se encuentran desgastados y la comodidad no es la adecuada, sino que además no han pasado por un proceso de desinfección.

Al comprar el colchón para niños, consulta al vendedor con qué material se encuentra realizado. Evitando aquellos que poseen sustancias químicas que pudieran perjudicar a su salud.

En cuanto al tamaño, ten en cuenta que los niños crecen rápidamente por eso debes evitar que sus extremidades queden fuera de él. Más allá de que la comodidad y la firmeza sean las principales características al elegir un colchón, una vez que encuentres el adecuado a su edad, puedes permitirle al niño que elija el color o diseño que más le guste.

En cuanto a su cuidado, puedes darle la vuelta cada tres meses, y para protegerlo de manchas puedes colocarle un protector o una funda. Para limpiarlo la mejor opción es sacudirlo o dejarlo al aire libre unas horas, pero nunca humedecerlo ni mojarlo ya que pueden dañarse.

Es importante que los niños le den el uso adecuado, únicamente para dormir, que no lo usen como un espacio de juego ni como una mesa ya que se desgastará rápidamente.

Si no sabes cada cuanto debe cambiar el colchón de los niños, ten en cuenta que durante su niñez el peso va cambiando, por lo cual las necesidades no son las mismas. Cuando notes que el pequeño ha aumentado una cantidad considerable de peso y requiere una mayor rigidez y dureza del colchón cámbialo por uno nuevo.

MATERIALES INDICADOS PARA LOS COLCHONES DE LOS NIÑOS

Hoy en día una gran cantidad de colchones se encuentran realizados con materiales químicos que pueden resultar tóxicos para los más pequeños, más a su edad que todos los sistemas de su cuerpo se encuentran en pleno desarrollo, siendo aún más vulnerables a contraer enfermedades.

Los niños al dormir más horas que los adultos se encuentran gran parte del día junto a su colchón, por eso es imprescindible que éste no esté realizado con elementos que puedan resultar dañinos y generar complicaciones como tos, asma, problemas con la mucosa, dolores de cabeza, mareos, etc.

Los materiales menos indicados para los colchones de los niños son los realizados en poliuretano ya que son fabricados con petróleo y compuestos químicos tóxicos. Tampoco se recomiendan los realizados con espuma de memoria.

Por suerte hay una gran variedad de materiales que son los indicados para que los niños puedan descansar de manera saludable, entre ellos está el algodón 100% orgánico que no sólo proporciona la superficie adecuada para dormir sino que es realmente seguro y cómodo, también se recomienda el látex natural que brinda suavidad y el mayor confort en el sueño infantil.

En nuestras tiendas de Grupo Todoplano encontrarás el asesoramiento perfecto de un grupo de profesionales de primer nivel para que la elección del mejor colchón posible sea fácil.

Te esperamos.