Hace unos días hablábamos en este blog sobre cómo afecta el no dormir las horas correctas para nuestro organismo y por ende, salud tanto física como mental.

Hoy el tema que nos preocupa, siguiendo la misma tónica, trata sobre los riesgos que pueda conllevar no conciliar una forma correcta de dormir con la vida misma, recuerda que gran parte de tu vida la pasarás durmiendo.

El Teléfono Móvil… Un Problema En Auge

Las encuestas de Fundación Nacional del Sueño de EE.UU muestran que aproximadamente 95% de los estadounidenses utilizan un dispositivo electrónico en un período de una hora antes de irse a dormir. Bien, seguro que no eres estadounidense, pero de todas formas si te has sentido identificado, sigue leyendo… En 2013, la fundación encontró que el 89% de los adultos y el 75% de los niños tienen al menos un dispositivo electrónico en sus habitaciones. Los más comunes eran las televisiones; los reproductores MP3, las tabletas y los teléfonos inteligentes también eran populares.

Y si utilizas tu teléfono inteligente como despertador, es probable que literalmente te vayas a la cama con algún tipo de dispositivo electrónico,si das click aquí; encontrarás nuestra guía pre-dormir sin aparatos.

Riesgos De Dormir Mal

Riesgos De Dormir Mal

El resultado es que las personas se acuestan más tarde tienen una mayor incidencia de despertarse durante la noche. Entonces, no es de sorprenderse que la investigación muestre que los niños con dispositivos electrónicos en sus dormitorios duermen menos y experimentan una calidad de sueño más baja.

No Dormir Suficiente

¿Dormir? Nunca dormimos suficiente. Esa queja la hemos escuchado durante años, pero una alarma sobre la privación masiva del sueño está siendo expresada con creciente urgencia por expertos. 

Las personas que normalmente duermen entre siete y ocho horas por noche tienen mejor salud. La tasa de muerte crece no solamente cuando el promedio de duración del sueño se reduce a menos de siete horas sino también cuando éste aumenta más allá de ocho horas.

Así que las apuestas más saludables para un mejor sueño son evitar los factores agravantes que pueden conducir al insomnio, tales como una luz artificial brillante o actividad mental intensa antes de acostarse. Por supuesto, ayuda dormir en un cuarto cómodo y tranquilo, con una temperatura ambiente moderada (alrededor de 19ºC funciona para la mayoría de la gente).

Y si te encuentras despierto a media noche y no puedes conciliar el sueño, entonces en vez de asustarte por tener insomnio y pensar en lo cansado que estarás al día siguiente, piensa en cosas agradables o en algún problema sencillo mientras estás despierto.

Recuerda siempre que dormir es un hecho, y como tal más vale cuidar la calidad del sueño y en última instancia, tu salud. En Grupo Todoplano seguiremos publicando en este blog nuestras guías y consejos sobre el noble arte de Dormir Bien (Tenemos un artículo)

Related Posts