Proteger nuestros sentimientos, nuestra autoestima y estado de ánimo es tan importante como seguir una buena alimentación y hacer ejercicio. Es que cuando hablamos de buena salud y calidad de vida debemos considerar todas las facetas: física, mental y emocional. Una persona sana es aquella que encuentra un balance entre todas ellas.

No tiene sentido pretender estar perfectos físicamente cuando no nos sentimos bien por dentro. De hecho, muchas enfermedades surgen como consecuencia de una débil salud emocional. Una de ellas es el peligroso y temido estrés.

Salud Emocional

Salud Emocional

¿Te sientes decaído últimamente? ¿Notas que, a pesar de todo, tu ánimo no mejora? Estosconsejos para mejorar tu salud emocional te ayudarán.

  • Rodéate de tus seres queridos. Se ha comprobado que las personas sociables, que comparten tiempo con sus familias, amigos y personas queridas, tienen mejor salud y viven más años que los solitarios. Otra forma de socializar es inscribirte en un club y practicar nuevos hobbies. Salud Emocional
  • Conoce tus límites. Una manera de evitar la carga de estrés es reconocer nuestros límites. ¿Para que asumir más tareas si realmente no tenemos tiempo de realizarlas? Aprende a decir que no cuando ciertas situaciones te superan y no seas perfeccionista contigo mismo: haz lo que puedes hacer y da lo que puedes dar.
  • Combate el estrés. El estrés es un gran enemigo de nuestra salud emocional. ¡Mantente lo más relajado posible! Hazte un tiempo para las actividades que más te gusten, hacer un poco de ejercicio, yoga, técnicas de relajación o simplemente siéntate un momento a respirar profundo. Salud Emocional
  • Recuerda las cosas buenas que tienes. Anota todo lo que consideres bueno de ti en una hoja de papel. Incluye todo: desde tu aspecto físico hasta que tienes un buen trabajo, una pareja consolidada o dinero. Cuando te sientas desanimado, lee esa lista y recuerda todo lo bueno que tienes. Salud Emocional
  • Haz algo bueno por alguien. Ayudar a una persona que lo necesita es muy gratificante: no sólo estás haciendo una buena acción con el otro sino que también te sentirás satisfecho por haberlo hecho. Eso mejora nuestra autoestima.
  • Mira el lado positivo de las cosas. Quizás te has quedado sin trabajo porque ese no era el indicado para ti. Quizás tu pareja se terminó porque encontrarás a alguien mejor. Todo sucede por alguna razón en nuestras vidas. Trata de quedarte con el lado bueno de lo que te ocurre: ser optimista nos hace más felices.

Related Posts