Cuando escuchamos el nombre de los Tulipanes a todos se nos viene a la cabeza el país de Holanda. De siempre se le ha atribuido al país de la capital tribunal  el origen de esta hermosa planta perenne y bulbosa, pero la realidad de los hechos apunta a la región central del continente asiático. Concretamente, en las montañas Pamir e Hindu Kush, en las estepas de Kazajistán. Tal es así que su nombre , «tulipán», proviene del vocablo turco otomano tülbend que, a su vez, proviene del término persa dulband. Ambas palabras significan ‘turbante’ y hacen referencia a la forma que adopta la flor cuando está cerrada y tienen la capacidad de crecer tanto en agua como en tierra. Son insignia de la primavera y justo suelen darse sólo en esta época.

En la comodidad de nuestro hogar podremos adecuarla en nuestros interiores, en espacios tan pequeños como un vaso, que además le darán a nuestra casa un elegante detalle por la transparencia que permite ver los tallos, los bulbos y las raíces, todo un espectáculo de la planta al completo.

Cultivar y hacer crecer bulbos de tulipanes en vasos de cristal es más sencillo de lo que crees, he aquí los pasos:

1. Consigue bulbos de tulipanes de tu preferencia (la burbuja con raíces que contienen las semillas) pero que tengan las raíces asomadas.

001

2. Llena el vaso con bulbos en un tercio del espacio, no más, tus tulipanes requerirán algo de espacio.

3. Añade agua al vaso, que llegue solo a la parte de las raíces, no debe tocar los bulbos (De esta manera solo habrá agua en la base del vaso).

4. Coloca los vasos en un lugar fresco y deja crecer tus tulipanes.

004

Fuente: Ecoosfera

Related Posts