Salud y bienestar

Desorden, ¿por qué el orden no se mantiene solo?

Desorden, ¿por qué el orden no se mantiene solo?

Existe una clara relación entre el desorden que suele haber en tu casa y el malestar interior que este te genera. Si quieres comenzar a mejorar tu imagen, en primera instancia para ti mismo y luego para los demás, elimina, limpia y mantén el orden en tu vida. Recuerda año nuevo, vida nueva; o como dice Hideko Yamashita “Quédate con lo necesario… ¡y encuentra la felicidad!”.

Y si comenzamos preguntándonos ¿Realmente sueño con vivir en una habitación perfectamente limpia y ordenada de un catálogo de decoración para el hogar? ¿O prefiero pasar tiempo en una habitación repleta de objetos, recuerdos, libros, obras de arte y artículos que conforman mi vida diaria? ¿Cuándo fue la última vez que vi mi casa ordenada?

Consejo profesional:  Anímate a practicar Dan-sha-ri un método japonés que promete ordenar y limpiar tu hogar de la mano de Hideko Yamashita.

 

Para algunos, una habitación ordenada puede ser relajante. Un retiro ordenado en un mundo a menudo desordenado. Para otros, estos espacios pueden ser estériles, sosos y poco inspiradores. Algunas personas se sienten ansiosas en una habitación desordenada, mientras que otras se sienten más creativas en medio del caos. En general, el orden o desorden del espacio que ocupas es una proyección de nuestro mundo interior. Es decir, nuestros espacios dicen mucho sobre nuestra personalidad o sobre nuestro estado mental en un momento determinado.

Haz un recorrido por tu casa e identifica los lugares donde se acumula el desorden.

Según, los estudiosos de psicólogos como Kathleen Vohs de la Universidad de Minnesota o la escritora del movimiento Nuevo Pensamiento Louis L. Hay, o el mismo Feng Shui, aseguran que el desorden tiene diferentes significados, dependiendo del lugar en donde se acumule. Esto es lo que indican al respecto:

  • La Entrada de la casa representa miedo a relacionarte con los demás.
  • El Pasillo representa miedo a expresarte, a decir lo que piensas de verdad
  • La Sala representa miedo y rechazo a establecer relaciones con los demás, o abrirse al mundo. Y si comenzamos con levantar las persianas, abrir la ventana que entre aire y la luz del sol, ¡poner tu canción favorita y hacerte con tu kit de limpieza!

 

Cuando tienes objetos tirados por todas partes, posiblemente no te encuentras motivado y para remediarlo necesitas fíjate metas, salir de la rutina y enfocarte en hacer lo que más te gusta.

  • El Comedor representa que tu familia ejerce demasiada influencia y quiere controlar a los integrantes. Habla con tus padres, o tu pareja así limareis asperezas y veras como las relaciones florecen.
  • La Cocina representa fragilidad emocional o resentimiento que no se han superado. Escribe una enorme lista de las cosas que te molestan, veras como este ayuda.
  • El Dormitorio representa que eres una persona que deja las cosas inconclusas y que tiene dificultades para tener una pareja o trabajo estable.

Cuando el lugar donde te alimentas y preparas tus comidas se encuentra desordenado, se asocia con la fragilidad sentimental.

  • El Armario representa la dificultad para entender y controlar nuestras emociones, una vez lo organices los conflictos internos se calmarán.
  • El Escritorio o área de trabajo representa frustración y la necesidad por controlar las situaciones.
  • El Garaje representa temor a lo novedoso. Sabemos que algunos, se os dificulta un nuevo comienzo, probar algo o remplazar, se hace un caos, y si despedimos con agradecimiento ese objeto que ya cumplió su vida útil, todo será más sencillo.

 

Más allá de cualquier significado, lo cierto es que el desorden en distintos lugares de nuestros hogares o nuestros trabajos representa distinto miedos o inseguridades, y hay muchos más ejemplos, pero estos son algunos de los más comunes. Lo que necesitas hacer para superar el desorden de tus espacios es aprender a clasificar tus pertenencias.