Si tienes suerte, tu cabeza descansa de seis a ocho horas cada noche sobre una almohada. ¿Pero de qué está hecha tu almohada? Conocer todas sus opciones ecológicas puede ayudarte a descansar tranquilo. La mayoría de las almohadas están hechas de materiales sintéticos como el poliéster a base de petróleo. Usar almohada eco-friendly, parece la mejor opción, cámbiate ahora!

Las almohadas orgánicas están hechas de materiales 100% naturales, orgánicos o reciclados. los productos orgánicos provienen de métodos y procesos agrícolas que no usan de pesticidas químicos, fertilizantes y otros productos químicos, pero ahora el reciclaje es la opción más adecuada en la era del cambio climático, convertir el plástico recuperado del océano en fibras sostenibles de calidad para garantizar el mejor descanso.

 

Las marcas y sus certificaciones

Ahora el mercado del descanso existen muchas opciones de almohadas orgánicas disponibles para su uso, pero no todos ellos cumplen con los estándares de calidad, certificaciones nacionales e internacionales o etiquetas.

Una almohada natural ayuda a combatir el estrés y proporciona un sueño plácido y continuo.

Marcas como Velfont®, Tencel®, Pikolin®, Flex®, diseñan almohadas seguras para nuestra salud y la de nuestro planeta por ello cumplen con las normas y calidad para ser merecedoras de:

Están son alguna almohadas con compromiso ecológico:

Almohada Eco Stela de Velfont®:

Almohada con relleno de fibra reciclada Neotherm® Eco y firmeza media-alta. El relleno de fibra de la almohada Eco Stela Velfont es reciclado y tiene idénticas propiedades al tacto y de recuperación que la fibra virgen, pero reduce el volumen de residuos que generamos en el planeta y ahorra materia prima virgen. Para la fabricación de esta almohada se han usado, según medida, entre 25 y 60 botellas de plástico, que de no haber sido transformadas, habrían tardado 450 años en biodregradarse. Producto con certificación internacional independiente GRS (Global Recycled Standard®).

Almohada de fibra Lyocell de Tencel®:

Esta almohada está hecha de Tencel®, que es la marca de la moderna fibra Lyocell desarrollada en Austria. Lyocell es una fibra hecha de celulosa de madera, delicada con la piel, con una regulación de la temperatura óptima y que permite que la piel respire y permanezca seca.

La almohada está rellena de Tencel® y el tejido exterior también es de Tencel®. La superficie de la almohada es blanda y suave como la seda y es ligeramente fría, lo cual es especialmente agradable en verano.

las almohadas se envía a un organismo externo para someterlas a las pruebas de calidad y tests ecológicos correspondientes.

Almohada de fibra Kapok de Tencel®:

La almohada está rellena de fibra Kapok de alta calidad y está cubierta con una funda acolchada de algodón orgánico con cremallera a prueba de ácaros y lavable a 60ºC.

Almohada de copos de látex 100% natural:

Almohada con relleno de gránulos de látex 100% natural y funda acolchada de algodón ecológico. Es muy flexible y se adapta perfectamente a la cabeza y al cuello.

 

La comodidad y el soporte de una almohada no solo se mide por su utilidad de “sostener la cabeza”. Sino también por el soporte que le da al cuello y elimina la presión en la espalda y los hombros. Recuerda que existen tres tipos de durmientes que utilizan almohadas de diversas alturas para sostener la columna vertebral, cabeza y cuello. Elige una almohada que mantenga tu columna vertebral en una posición neutra, esto te evitará cualquier problema ortopédico.