Información

Entrevista a Redry: “Para mí la poesía es una forma de vivir”

Actualmente, las redes sociales ocupan un gran espacio en nuestras vidas: nos pasamos el día compartiendo nuestros pensamientos, experiencias, miedos, sueños (o lo que sea) a través de ellas. Parece que aquello que no está publicado en la red no existe. David Galán, más conocido como Redry, ha sabido aprovechar este auge para dar a conocer su poesía: publica en sus redes sociales imágenes de post-its con sus poemas. El escritor Vallisoletano también es maestro de Educación Infantil. Empezó a escribir dejando post-its con frases en los autobuses. También participó en recitales con grupos como PerVersos y Susurros a Pleno Pulmón, abrió su propio blog “Aviones de papel para sobrevolar clases de poesía” y hace dos años publicó su primer libro “Abrázame los monstruos”, en el que muestra su forma de ver y sentir la vida a través de la poesía.

¿Cuándo empezaste a escribir y qué te llevó a hacerlo? ¿Qué significa para ti la poesía?

Empecé ya con 7 años a escribir, a recortar los cuentos y poner mis propias historias, y luego cuando ya me hice un poquito más mayor con 12 o 13 años, empiezo a recopilar algunos textos. Luego todo fue evolucionando y siempre he dicho que mi primera red social fue un autobús porque empecé a dejar post-its con frases cada mañana cuando iba a clase, y luego todo fue creciendo porque aparecieron las primeras redes, bueno los primeros blogs, más que redes sociales, allá por 2002-2003, y ahí ya fue cuando todo fue siendo un poquito más enserio.

Para mí la poesía es una forma de vivir, va más allá de las letras, va más allá de las palabras, es una forma de disfrutar de los pequeños detalles esos que a simple vista igual no vemos, de disfrutar de las emociones de lo que nos hace sentir, es una forma de vida, un estilo de vida, una forma de sentir.

¿De dónde proviene el sobrenombre Redry?

La pregunta del millón (risas), es una tontería: cuando tenía 10-11 años jugaba a un videojuego y me creé un nick, como todo el mundo hacía. Cogí los nombres de dos personajes y los fusioné. Luego mis amigos lo fueron recortando y acabé siendo Redry.

¿Cuáles son y han sido tus fuentes de inspiración? ¿Tienes algún lugar en particular donde sueles escribir e inspirarte?

Siempre digo que la vida, igual que como te definía antes la poesía, es la que al final te inspira: las propias experiencias, lo que vas viviendo, los pequeños detalles en los que a lo mejor no nos llegamos a fijar día a día. Pues yo intento disfrutar de ese pequeño detalle o esa pequeña visión del mundo y al final eso es lo que te termina inspirando a la hora de escribir.

Pues me gusta mucho pasear por las calles de Valladolid y disfrutar de lo que hablábamos: de esos detalles, de lo que te va pasando en la calle, de lo que te va aportando a ti la vida, etc. Pero escribir, escribir, casi siempre escribo en el mismo sitio, que es en mi casa, en mi escritorio. Es cierto que a veces, igual haces una nota de audio, una nota para recoger alguna idea, pero al final acabas escribiendo siempre en el mismo sitio.

¿Cómo surgió la idea de publicar un libro y cómo fue toda la experiencia creativa?

Pues obviamente cuando llevas mucho tiempo escribiendo al final siempre tienes la idea de «bueno esto me gustaría verlo reflejado de forma física en una librería, aunque solo sea un ejemplar». Y bueno, pues tuve la suerte, así literalmente, tuve la suerte, me tocó la lotería de que la editorial se pusiera en contacto conmigo y pude publicar.

¿Qué pretendes transmitir a través de «Abrázame los monstruos»? ¿Hasta qué punto está basado en tu propia experiencia?

Es un libro que está escrito a lo largo de diez años, durante mucho tiempo, y los monstruos son personas con las que me he cruzado, y que de alguna forma me han llegado a tocar un poquito más. Personas con las que has conectado.

En todo, «Abrázame los monstruos», siempre lo he dicho, es un diario muy metafórico de mi vida de mis últimos 10 años. Porque más que nada hablo de personas con las que he conectado.

«Abrazame los monstruos»: Primer libro de poesía de Redry.

¿Qué es para ti un «monstruo»? ¿Cuáles han sido los mayores «monstruos» de tu vida?

Pues eso está en la primera página del libro, es lo primero que escribo y digo que al final son personas con las que has tenido esa conexión especial, que no has tenido con cualquiera.

Pues uno de los mayores ha sido mi mamá, otro mi abuela, otro pues amigos muy cercanos, un poco de todo hay.

¿Cómo definirías tu evolución como escritor desde tu comienzo hasta la actualidad?

Pues eso es complejo. Yo creo que al final la vida cambia, yo creo que todos evolucionamos, yo no era el mismo a los 20 que ahora que entro en los 30 y como te cambia la vida, también cambia tu forma de escribir.

A la hora de consumir cultura, ¿a través de qué canales lo haces? ¿Nos puedes dar algunos referentes? (Revistas, Instagram, libros, etc.).

Pues yo intento consumir toda la cultura que puedo, ya sea teatro, cine, conciertos, porque además me encantan las artes y luego, obviamente en lo físico pues discos de música, libros, en todas las expresiones que se puede.

Pues Irene X, Ana Barrero, Esteban Belmonte, podría decirte unos cuantos…

¿Algún sueño por cumplir?

Pues no sé, muchas de las cosas que me están pasando, jamás pensé que me iban a pasar, y yo creo que uno de los sueños igual es volver a enamorarme.

Publicaciones relacionadas